Jueves, 29 de junio de 2017

  • Tajante y sin tapujos

“El PRI debe tener una renovación muy profunda y regresar al origen”: Martínez Rodríguez

  • Pese a estos actos y escándalos de corrupción, el PRI sigue siendo el partido más grande de México
Jueves, 20 Abril 2017
  • Por:  Manuel Carvallo
Delegada del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional en Veracruz, Lorena Martínez Rodríguez Delegada del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional en Veracruz, Lorena Martínez Rodríguez Internet

Tajante y sin tapujos, la delegada del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional en Veracruz, Lorena Martínez Rodríguez, advirtió que el PRI tiene que volverse a renovar de manera intensa y profunda, pero que además tiene la obligación de regresar a su
origen, a sus bases y causas que le dieron origen, para lograr a ser lo que antes fue.

"Desde su fundación en 1928, el PRI ya ha sufrido tres transformaciones profundas y en estos momentos rumbo a la asamblea nacional, una vez más debemos dar una señal de renovación muy extensa y debe comprometerse con algo, que hoy es un reclamo ciudadano, que es el combate a la corrupción y a la impunidad, pero sobre todo restituir un estado de derecho pleno en México", añadió.

Martínez Rodríguez, dijo que después de muchos años el PRI tiene dos saldos pendientes con los mexicanos y sobre todo con los veracruzanos:

Uno, avanzar en la democracia y justicia social, en ese sentido señaló que quizá en México se ha podido avanzar en el tema de la democracia, pero en el de la justicia social existe un gran rezago y el PRI tienen que regresar a abanderar esa lucha de manera más frontal.

Y dos: Sentar bases para que en el PRI encontremos mecanismos para prevenir cualquier abuso, exceso o violaciones a la ley por parte de sus militantes.

Dijo que si el PRI tiene que reconocer algo hoy, es que tuvo que ser mucho más exigente, más demandante y oportuno para frenar en su momento la corrupción que se generó en Veracruz, durante los últimos gobiernos, "ese debe ser el reto para que nunca más nos vuelvan a pasar esas cosas y jamás nos vuelvan a señalar.

En ese sentido, aclaró, que lo que hicieron Javier Duarte de Ochoa y otras personas (hoy llamados cómplices) no quiere decir que en el PRI todos son iguales.

A manera de excusa, Martínez Rodríguez, subrayo que muchos de estos corruptos ya fueron expulsados del PRI como en el caso de Duarte y Yarrington, pero que aún faltan muchos corruptos por serlo.

Recordó que pese a estos actos y escándalos de corrupción, el PRI sigue siendo el partido más grande de México, con más de 10 millones de militantes inscritos, de los cuales el 99.999 por ciento, son gente honesta y trabajadora que no merece que por unos los cataloguen a todos como
corruptos.

Valora este artículo
(0 votos)